20/4/12

Flamencos de La Isla


Chato de La Isla




Alegrías de Cádiz.

Cuando me encuentro parao
prefiero coger coquinas
que estar en la "siete puertas"
bebiendo vino fiao
Dile a la marinería,
Glorieta de San Fernando,
Que no pase más cantando,
que llora la mare mía.
Súbete tú al pescante, 
que aquí no cabes
y dale al cucurucho de "bienmesabe"
Tómate un trago primo,
tómate un trago.
Si en Cái no te mueres
tienes pa largo.


(Creo que hay que ser de la Isla para entender ésta letra)


José LLerena Ramos,  más conocido por el nombre de “Chato de La Isla”, nació en la calle del Carmen en San Fernando (Cádiz) en el año 1926.











 
  Su vida artística empezó cuando tenía siete años, cantando en los tranvías que hacían el trayecto desde San Fernando a Cádiz, por la voluntad de los viajeros que le solían dar algunas pesetas. La mayor parte de su vida artística se desarrolló en las reuniones de cabales, principalmente en la Venta de Vargas de su pueblo natal de San Fernando.  Se traslada a Madrid en el 1962, para formar parte del tablao Las Brujas, trabajó mucho tiempo en el tablao Los Canasteros de Manolo Caracol.
 
En 1972 fue su primer gran reconocimiento público, al ser nombrado Personaje Popular, por el diario Pueblo, ha realizado grabaciones discográficas, con grandes guitarrista de su época y del momento, algunas con las guitarras de Paco Aguilera, Manolo Sanlúcar. Paco de Lucia, Ramón de Algeciras, graba con movic play 1971 con la guitarra de Rafael de Jerez,  también a llevado a cabo la grabación de nuevos discos, junto a las guitarras de Paco de Lucía y Enrique de Melchor. Sus títulos más significativos son El cuarto de los cabales (CBS), año 1972; como Grandes cantaores de flamenco (Philips), año 1994, y Cultura Jonda. Vol. 4 (Fonomusic), año 1999. Ha sido un cantaor muy completo en todos los estilos, El repertorio de El Chato de la Isla era muy amplio; desde los martinetes a las tonás,  destacando por alegrías, cantiñas, los cantes festeros por tangos, rumbas y bulerías, sobre todo único y perfecto de las malagueñas del Mellizo, como todos los cantes de Levante y los cantes de ida y vuelta como las milongas y las guajiras, muy perfecto en la Solea de su tierra Gaditana y la Seguiriyas, como la saeta al fandango,  por lo que está considerado un excelente profesional. Seguidor de la escuela caracolera...Por fandangos, al que le daba una entrada a estilo árabes, por lo que los aficionaos le pedían que interpretara sus fandangos moros.

A partir del año 1970,  El Chato de la Isla abandona los tablaos, para ofrecer recitales en peñas flamencas y centros culturales, participando también en importantes festivales, entre ellos, en la II Cumbre Flamenca en el teatro Goya de Madrid, año 1985,  como en las Noches Flamencas del Círculo de Bellas Artes, en 1986. A mediados de los años ochenta se le comenzó a dar un destacado relieve de prestigio, como cantaor importantes en los eventos Madrileños, siendo invitado y requerido a festivales y recitales por Andalucía. En 1995 en su ciudad de San Fernando se le nombró Hijo Predilecto. Nos quedamos con el recuerdo de uno de los cantaores más completo de la historia del flamenco, y una de las voces más flamencas, profunda, con un buen sentido de transmisión,.

Falleció el día 5 de Agosto del 2006, en el pueblo de Fuemlabrada (Madrid)  donde tenía su residencia.  



Información del blog. El arte de vivir el flamenco de José Maria Ruiz Fuentes, Gracias.




Video del canal, Flamencodeverdad en Youtuve